martes, 14 de febrero de 2012

Y no cambiamos ni un solo minuto - Concierto Benito Kamelas en Sala Live

El pasado 11 de febrero Benito Kamelas presentó su último disco, "Buena Energía" con un muy buen directo en Madrid en la Sala Live, y como dice uno de sus mejores temas, "no cambiamos ni un solo minuto" de la noche. El escenario, La Sala Live. El público,entregado. Y entre ellos, camuflado entre la multitud, el ilustre guitarrista de PonchoK, Ernesto.

El concierto empezaba como estamos acostumbrados con la habitual intro y pronto se encendieron las voces del público porque los Benito empezaban fuerte, con los temas "Y no cambiamos ni un sólo minuto", "Penélope" (la nueva versión a Serrat),  y el single del nuevo disco, "Buena Energía", donde Quini se improvisaba un sólo de saxo con la voz al estilo BeatBox. El concierto, ya con todo el mundo volcado, seguía con clásicos como "Quisiera", que fue seguido de un baileo de Quini al ritmo de un "ay! trikitrán!", "He decidido", "Furgoneta", "Sonríe" y otra del último, "Contra viento y marea".
Llegaba el momento serio de la noche. Tocaba decir las cosas claras. Quini tocó con su personal forma de decir las cosas (de forma seria pero siempre con un toque de humor) los últimos temas la actualidad judicial española. 
Tocaba "Fue mi abuelo". El público era el quinto Benito. Coros con fuerza y puños en alto en la sala y dedicado al juez Garzón, "con dos cojones".
Y tras una canción protesta como "Fue mi abuelo", "Iros a la mierda", seguido de "Loko", "Cocaina", "Marioneta de porcelana" y ¿"Se acabó"?
Benito se tomaba un respiro. Era el momento de los reconocimientos, y es que la web Rockcultura premiaba a Benito Kamelas otorgándole el premio a mejor disco del 2011. 

Y a ello los Benitos respondieron como mejor lo saben hacer, con más medicina de la que a todos nos gusta, su música.

La gente explotaba de emoción y buena energía con "Aquellas cosas que solíamos hacer" y "Ayer soñé" y con un Quini entregado, que recordaba la derrota del Barça esa noche y recordaba quienes son los verdaderos componentes de Benito Kamelas, sus seguidores. El concierto terminó con un emotivo "Valencia Ciudad", donde la gripe de Quini atacó por primera y única vez en todo el concierto.


Los Benito se fueron poco a poco como pudieron arropados por una masa de gente que quería darles la enhorabuena y hacerse fotos con ellos.


Y no cambiamos ni un sólo minuto...