lunes, 4 de noviembre de 2013

La Sala Caracol echa el cierre

O mejor dicho, les cierran el local. Después de la tragedia del Madrid Arena, los controles son exahustivos en el resto de establecimientos donde se celebran eventos de gran escala, imponiendo controles y medidas para que se repita algo similar. El caso es que dichas medidas, que se han realizado correctamente y de acuerdo a la normativa en la Sala Caracol, según los empleados del local, no son suficientes para el ayuntamiento, que ha cerrado la sala sin apenas dar explicaciones al asunto. Sin meternos en más líos, lo mejor es dejaros el comunicado que el personal nos ha facilitado.

Este es el comunicado de la Sala Caracol:

"Todo el personal de la sala Caracol, estamos estupefactos!

NO ENTENDEMOS NADA y nos vemos obligados a pedir ayuda pública a todos los amantes de la música, el porqué de esta persecución brutal sin tregua ni contemplación por parte del ayuntamiento de Madrid, cuando estamos aportando: trabajo, cultura, economía y prestigio a la capital, ¡¡solo queremos saber cuál es nuestra falta!! Ya que carecemos de una explicación lógica, si os parece para no liarnos o extendernos demasiado, resumimos nuestra posición con pasos y cumplimientos: a raíz de la tragedia del Madrid Arena, en marzo pasado cierran la sala, en esta ocasión el motivo es que realizamos una actividad recreativa con una licencia antigua dotacional, o sea conciertos, ¿quién no lo sabía? siempre hemos tenido licencia de actividad y funcionamiento (taller enseñanza y actividades relacionadas con la música popular) cumpliendo rigurosamente la normativa actual, decidimos entonces no hacer más declaraciones para no crear polémica con ánimo reconciliador, después de retirar los elementos que se consideraron recreativos, el 22 de abril nos levantan el precinto provisional para seguir trabajando hasta completar todos los tramites.

Se presenta proyecto técnico para solicitar la aprobación del Plan Especial para el Control Urbanístico Ambiental de Usos, para realizar exactamente lo mismo que llevamos ejerciendo desde los inicios, por lo que somos archiconocidos a nivel nacional e internacional, dicho plan fue aprobado en junta por el pleno del ayuntamiento de Madrid y la finca Bernardino Obregón, 18, paso de dotacional a terciaria recreativa, lista para solicitar la licencia correspondiente, presentamos toda la documentación con los consiguientes pagos de impuestos por anticipado para la licencia recreativa de espectáculos, en las diferentes entidades y el 19 de julio nos dan el visto bueno con todos los detalles, epígrafe, horarios, aforos, etc. mediante un CERTIFICADO DE CONFORMIDAD CON DOCUMENTACION COMPLETA PRESENTADA, en consecuencia realizamos varias obras interiores de adecuación tal como indica y requiere la nueva licencia: servicio de discapacitados, doble insonorización acústica integral, cuarto de basuras, más amplitud en la salida de emergencia para mayor seguridad, etc. Ante el silencio administrativo y entendiendo que esta todo completo por nuestra parte, en septiembre reanudamos los conciertos, con inspecciones municipales prácticamente a diario; la administración tiene un mes para conceder la licencia después de recibir el certificado, este es el plazo que marca la Ordenanza de Gestión de Licencias de Actividad, en nuestro caso muy particular han pasado más de 3 meses desde la solicitud sin respuesta hasta tal punto que hemos tenido que requerir la licencia por silencio administrativo positivo, puesto que han incumplido de forma reiterada los plazos de resolución y ante el estupor colectivo sin ningún tipo de comunicación previa el día 30 de octubre a las 12:30hs vuelven a clausurar y alegan: resultando que por la junta municipal del distrito de Arganzuela se ha remitido con fecha 8/10/2013 al servicio de disciplina urbanística del área de gobierno de urbanismo y vivienda copia de los informes de la policía municipal que ponen de manifiesto que en el local se celebran ¿conciertos musicales? es público y notorio, simplemente con visitar nuestra web se puede comprobar la programación que realizamos, no escondemos nada, alguien puede entender lo que aquí está pasando de verdad? queremos creer que todo esto es fruto de una mala gestión y falta de coordinación por parte de los diferentes organismos públicos competentes, requerimos y esperamos una solución inmediata, ya que rectificar es de sabios!"

De esta manera, quedan en el aire numerosos conciertos que, en principio, se iban a celebrar en la Sala Caracol. Algunos de ellos son el de Benito Kamelas y Lujria (viernes, 15 de noviembre) o el de Alamedadosoulna (sábado, 30 de noviembre).

Desde enclavedesol.org, esperamos que todo ésto se solucione lo antes posible, y perjudicar cuanto menos mejor tanto a los músicos, como al público, como al personal de la sala.