lunes, 16 de marzo de 2015

Crónica de concierto de Gritando en Silencio en Toledo

El corazón del casco histórico de Toledo vibró la noche del 6 de Marzo al ritmo de los sevillanos Gritando en Silencio. Esta noche nos reuníamos en la sala Los Clásicos para disfrutar de una velada de buena música y escuchar lo último de Gritando en Silencio, La edad de mierda. Presentar nuevo disco siempre es motivo de celebración, pero si encima la gira está yendo de lujo es como para no dejar de saltar durante las dos horas de concierto, y así fue, los sevillanos nos ofrecieron dos horas de frenético rock y buen rollo.

Todo comenzó a las 21:00 con las desgarradoras letras de los Carroña, banda madrileña nacida en 2013 en Carabanchel que sin lugar a luda nos dieron una grata sorpresa. Sus sonidos fusión de rock y rap que crean una alegoría perfecta de desgarro y contundencia no nos dejaron indiferentes. La puesta en escena de la banda es algo a destacar, y fue fácil animar a los allí presentes con temas como ¿Y qué pasó? o Juanita la bandolera.



Sobre las 22:15, con algo de retraso y con ciertos problemas técnicos en la batería que aunque se prolongaron durante las primeras canciones fueron perfectamente sobrellevados por Jorge Correa, comenzó el concierto de Gritando en Silencio. La sala se había ido llenando durante el concierto de Carroña, y a estas alturas había un buen número de asistentes. Cuando los cuatro de Gritando en Silencio estuvieron sobre el escenario y las guitarras comenzaron a sonar al ritmo de la Intro del nuevo CD la sensación en la sala fue una sola: Se respiraba buen Rock & Roll y se avecinaba un gran concierto.

Durante buena parte del concierto la banda nos presentó sus nuevos temas, tocando todo el repertorio de La edad de mierda, y el público se mostró entregado cantando las nuevas canciones y agitando el ambiente cuando correspondía (Rock ‘n’ roll de Barrabás fue un auténtico espectáculo en este sentido), y es que una de las primeras cosas que saltan a la vista en un concierto de Gritando en Silencio es la conexión de la banda con los asistentes, muy cercana, como una amistad. Y en esta línea hay que hablar sobre Kurty, el nuevo bajista del grupo de rock, que como Marcos y Santos nos adelantaron en la entrevista que nos ofrecieron previamente a la actuación ha sabido adaptarse perfectamente a la filosofía de la banda, resultando una nueva formación de la que resulta difícil imaginarse la baja de alguno de los miembros. Así, tuvimos el placer de disfrutar de todos y cada uno de los temas de este nuevo disco al que no le faltan momentos emocionantes, si bien me gustaría destacar Estúpida belleza, donde vivimos uno de los puntos álgidos de la noche cuando Marcos la presentó con la emoción en la voz de quién disfruta con lo que hace.

Aunque la presentación del último disco llevó la gran parte del concierto no se olvidaron de sus dos discos precedentes y también tuvimos la oportunidad de disfrutar de clásicos de la banda como Cuentos de desgarro, Actitud, Dos semanas y unos Domingos o la completísima A la luz de una sonrisa.






El final del concierto fue un poco precipitado, debido al retraso inicial con el que comenzó la actuación, sin oportunidad de pedir unos bises, si bien cantaron todo el setlist que tenían programado, por lo que en definitiva, fue un concierto soberbio. Nos quedamos con un gran concierto de Gritando en Silencio, la agradable sorpresa de Carroña y una noche para no olvidar.



 Jorge Nicolás