lunes, 24 de octubre de 2016

LA ETERNIDAD DE UNA CANCIÓN

Una de las cosas que más me fascinan de la música es la longevidad de una canción. Cada artista deja una herencia tras finalizar su obra, acordes y melodías que pasan de oído en oído, calando en algunos y saliendo como si nada de otros.
Sweet Child O'Mine, Bohemian Rapsody, Imagine y a nuestra onda, Maneras de vivir. Son todas composiciones brillantes. Pueden ser más sencillas o más complejas, pero tienen algo en común, son eternas. Puedes intentar componer algo parecido, pero vas a acabar bien jodido. ¿Cómo hostias se crea algo así? ¿Cómo surge una maravilla de ese nivel?

La magia de la composición.
De la nada, al todo.

La gente las versiona, las critica y las reinventa. Es magnífico el movimiento que crea una canción y el éxtasis que traen en los conciertos. Rodeado de miles de personas, todas cantando al unísono un estribillo, cuando de repente la banda deja de tocar y solo se escuchan todas esas voces a capella. Los pelos de punta. Y eso lo han conseguido cuatro acordes.

Un músico puede ser el más hábil del mundo con su instrumento, pero es ese BANG de inspiración el que distingue la eternidad de un artista. Cuando tantos y tantos artistas hacen una cover magnífica de un tema, ahí se hace inmortal.
La colocación de esas notas, el momento de romper con el estribillo, la belleza de sus acordes... Eso se transmite de versión en versión, desde la más trabajada hasta la más amateur.

Todo este artículo viene inspirando por una canción, Hallelujah. Cuando Leonard Cohen la compuso no tuvo excesiva repercusión, sin embargo ahora es una de las melodías más versionadas y aclamadas de la historia.

Si buscas en youtube una cover de Hallelujah encontrarás miles de ellas, y la mayoría seguramente sean autenticas maravillas. Porque esa canción ya no hay quien la saque del esquema musical. Esa canción es esterna. Al igual que tantas y tantas otras.

Siguiendo con el ejemplo de la cancion de L. Cohen, dejo aquí las muestras de la brillantez de su obra:
La más reciente, 5M de reproducciones en dos días.






La más famosa y aclamada.






Una diferente, con un final apoteósico.



Una de las más emotivas, la escuché hace años cuando la chica apenas tenía seguidores. Hoy lleva más de 200k, y no es por casualidad...





Otra muy emotiva interpretada de 10 en directo: